martes, 9 de febrero de 2010

Bulimia emocional

Durante 2 años fui
vegetariana,
insoportable
y bulímica emocional.

Fuenlabrada fue la
ciudad-dormitorio
donde se dormía menos
y donde comía tortilla de queso
porque siempre
se me dieron bien
las madres.

Durante 12 años fui
bailarina de clásico.
Luego perdí las zapatillas
y el punto dereferencia
para
girar - gritar - girar
entonces
me bailaron todas
las aceras
y vomité más de una grosería
y algún trozo de corazón
que debí comerme
en mal estado.

Y un día
alguien
me de tuvo
asiéndome los tobillos, pero
no
me arrastró a su cama.

Se me escapó una lágrima
y la poca vergüenza
que tengo a ratitos,
porque por
primera vez
me sentí Bonita
de verdad.


Luego me enseñaste a
comer(te)
despacito.

5 comentarios:

  1. dando un vistazo a tu blog

    saludos desde Reus Catalunya

    ResponderEliminar
  2. Gracias por pasarte y dejar huella :)

    ResponderEliminar
  3. Nunca es tarde para descubrir cosas nuevas. Sea una persona que nos hace sentir diferente o yo qué sé... de todo. Muy buena creación. Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. "...y algún trozo de corazón
    que debí comerme
    en mal estado".
    No se me da muy bien esto de los comentarios, porque cuando algo me impacta, sólo atino a repetir algún verso que retumba en la cabeza. Además, ¿quién coño soy para valorar? Pero leído lo leído lo leído, tengo que volver por aquí, no para devolver halago, sino para disfrutar de tus palabras.

    ResponderEliminar
  5. Gracias Carlos. Te iba a decir que estás invitado cuando quieras, pero es lo que tiene el ciberespacio, que se puede entrar sin llamar y con un poco de suerte, sorprenderte de lo que haya al otro lado del click.

    ResponderEliminar